Ceferino Namuncurá

Nació en Chimpay el 26 de Agosto de 1886, fue acunado por el murmullo del Currú Leuvú (Río Negro), soñó otro destino para su pueblo despojado y humillado. Partió entonces para volver y ser útil a su gente. 

Junto a los salesianos del Colegio Pío Nono de Almagro aprendió a conocer a Jesús. Sintió el llamado de Tata Dios para ser ministro y servidor de su pueblo.

Víctima de la tuberculosis, ni los aires sureños, ni los cuidados de Don Zatti pudieron con la enfermedad. Llevado entonces a Italia, por el Cardenal Cagliero vivió en la entrega sin reservas la última etapa de u enfermedad. Murió en Roma el 11 de Mayo de 1905.

Era un Curá, por eso, por ser piedra duradera apoyada en la piedra angular, sigue presente entre nosotros.

En el año 2007 y ante una multitudinaria concurrencia de devotos, en Chimpay, es declarado Beato, en el 2009 a pedido de la familia, sus restos son trasladados desde Fortín Mercedes a San Ignacio, paraje rural de Neuquén donde vive la familia Namuncurá.

 

namun

Fuente: Revista Ceferino Misionero

Edición: Claudia Williams

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s