8 de Mayo: Día de Nuestra Señora de Luján

La devoción del pueblo argentino a la Virgen de Luján nació hace 363 años, cuando en 1630 a orillas del río Luján ocurrió un prodigioso suceso que obligó a dejar una pequeña imagen de la Santísima Virgen en ese lugar. Allí se levantó una capilla que con el tiempo se convirtió en el monumental y magnífico templo actual, uno de los santuarios más grandes de Sudamérica y se cuenta entre los principales del mundo. Es visitado todo el año por centenares de miles de peregrinos. Entre sus visitantes se cuentan los que luego fueron los papas Pío IX y Pío XII e incluso Juan Pablo II. Numerosos próceres pidieron la protección de la “Virgencita Gaucha” y otros depositaron a sus pies los trofeos conquistados en las batallas de la independencia nacional. El papa León XIII decretó la coronación pontificia de la imagen, la que se llevó a cabo el 8 de mayo de 1887. El 8 de mayo de 1944, el Poder Ejecutivo de la Nación declaró además, a la Virgen de Luján, Patrona de las Rutas Nacionales.

Interesante Historia…

La historia de la Virgen de Luján es muy interesante. Un hacendado radicado en Santiago del Estero llamado Antonio Farías Sáa quería colocar en su estancia una capilla para la Virgen por lo que solicitó a un amigo que vivía en Brasil que le enviara una imagen de la Inmaculada Concepción de María. El amigo le envió dos, la que le había sido encargada y otra de la Virgen con el Niño Jesús.

Al llegar a Argentina, ambas imágenes fueron colocadas en una carreta y partieron desde Buenos Aires a Santiago del Estero pero durante el trayecto la carreta se detuvo repentinamente a las orillas del río Luján.

Ante esta situación se cambiaron los bueyes y se bajó la carga, pero no hubo resultado. Los bueyes rehusaban cruzar el río, entonces observaron las dos pequeñas cajas con las imágenes de la Virgen con lo que bajaron la estatua de la Virgen con el Niño sin que nada sucediera, pero cuando removieron la caja con la Inmaculada, inmediatamente los bueyes echaron a andar. Los asombrados testigos repitieron esto una y otra vez, con idénticos resultados.

De esta manera comprendieron que Nuestra Señora quería quedarse en Luján y ellos con gusto y alegría la complacieron. Pronto la noticia se propagó y llegaron numerosos peregrinos convirtiéndose en la Patrona de Argentina.

Hoy te pedi

Hoy te pedimos por Argentina, por nuestro pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s